Schneider Electric ha obtenido un beneficio en 2009 de 852 millones de euros, un poco más de la mitad de los 1.682 millones que obtuvo en 2008. Uno de los elementos que más pesaron en ese descenso del 49,3% fueron los costos de reestructuración de 313 millones de euros, casi el doble de los 164 millones contabilizados en 2008, explicó Schneider Electric en un comunicado.