La aseguradora china Ping An, la segunda mayor del país asiático y principal accionista del banco belga Fortis, obtuvo un beneficio neto en el primer semestre del año de 5.220 millones de yuanes (539 millones de euros, 763 millones de dólares), un 45% menos que en el mismo periodo del 2008.