Microsoft registró una ganancia de 4.000 millones de dólares, o 45 centavos por acción, durante el tercer trimestre de su año fiscal, un aumento del 35% frente al beneficio de 3.000 millones de dólares, o 33 centavos por acción, del mismo período del año anterior.
Los resultados de la compañía fueron beneficiados por la robusta respuesta al lanzamiento de su programa operativo Windows 7.

"Los clientes corporativos están comenzado a actualizar sus computadoras de escritorio y el impulso de Windows 7 continúa siendo fuerte", afirmó el director general de operaciones Kevin Turner.

Microsoft dijo que más del 10% de las computadoras personales de todo el mundo están utilizando el programa Windows 7, convirtiéndolo en "el sistema operativo con ventas más rápidas en la historia".

Los resultados de un año antes del gigante del software incluyeron rebajas contables y cargos de indemnización por despidos de 6 centavos.

Los ingresos aumentaron un 6,3% a 14.500 millones de dólares. Microsoft destacó que registró ingresos diferidos de 305 millones de dólares relacionados con su programa Office 2010. Al ajustar los aplazamientos, los ingresos aumentaron el 8% a 14.810 millones de dólares.

Según una encuesta de Thomson Reuters, los analistas esperaban, en promedio, que la firma anunciara una ganancia trimestral de 42 centavos por acción e ingresos de 14.390 millones de dólares. En general, las estimaciones de los analistas excluyen las partidas extraordinarias

Los ingresos aumentaron en cuatro de los cinco segmentos de la compañía. Las ventas en la división de clientes de Microsoft, que fabrica el sistema operativo Windows, aumentaron un 28% mientras que las ganancias ascendieron un 35%. Las ventas de servidores y herramientas avanzaron un 2,4%. En el segmento de servicios en línea, uno de los más pequeños de la compañía pero que podría llegar a ser una de las divisiones más importantes, los ingresos disminuyeron un 12%.