El beneficio neto de las empresas no financieras cayó un 21,5% en el primer trimestre de 2009, un retroceso mucho más intenso si se compara con la disminución del 4,2% contabilizada en el mismo período de 2008, como consecuencia principalmente del descenso de la actividad, según el Boletín Económico del Banco de España correspondiente al mes de junio. Según el organismo dirigido por Miguel Angel Fernández Ordóñez, el primer trimestre del año estuvo marcado por una "intensa contracción" de la actividad productiva de las empresas no financieras, lo que se tradujo en un descenso del 13% del valor añadido bruto (VAB), frente a la reducción del 2,3% registrada en los tres primeros meses de 2008.