La farmacéutica Eli Lilly ha registrado un beneficio neto de 663,6 millones de dólares ó 61 centavos por acción durante el segundo trimestre del año, frente a los 822 millones de dólares de igual periodo de un año antes. Esta cifra supe una caída de su beneficio del 19%, aunque Eli Lilly ha logrado batir las expectativas de BPA de los analiastas en 8 centavos. Además, los ingresos han mejorado un 20% hasta los 4.600 millones de dólares.