J.C. Penney  registró un beneficio de 25 millones de dólares u 11 centavos por acción durante el primer trimestre del año fiscal. Esta cifra supone una caída del 79% respecto a los 120 millones de dólares que ganó un año antes.  El resultado trimestral de este año fue afectado por gastos relacionados con pensiones por un total de 114 millones y por la debilidad en las ventas.