El ebitda (resultado bruto de explotación) de Deutsche Telekom ha subido un 1,8% en el segundo trimestre del año gracias a la fortaleza del negocio internacional, sobre todo en Estados Unidos y Polonia. El ebitda ha alcanzado los 4.902 millones de euros frente a los 4.817 millones del mismo periodo de 2006.