La operadora belga de telecomunicaciones Belgacom ganó en el primer trimestre del año de 212 millones de euros, lo que supone una caída del 10% en relación al mismo periodo de 2008, según la información facilitada hoy por la compañía. El beneficio bajó a pesar del ligero aumento de la facturación, del 1,5%, hasta 1.492 millones de euros. Las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (EBITDA) se situaron en 492 millones, tras caer el 5%, y una vez descontadas las amortizaciones, el resultado operacional fue de 318 millones (el 5% menos).