El Banco Comercial Portugués (BCP), participado por el Sabadell, ha vendido 650.000 acciones que tenía del Banco Portugués de Inversión (BPI), del que La Caixa es accionista de referencia con el 25%, por lo que su participación directa en esa entidad financiera es ahora inferior al 10% del capital.