El 31 de marzo de 2009, el Banco Central Europeo (BCE) finalizó un programa de ventas de oro por un total de 35,5 toneladas de oro. Dichas ventas se han llevado a cabo de plena conformidad con el Acuerdo sobre el Oro de los Bancos Centrales, de 27 de septiembre de 2004, del que el BCE es signatario.