El Banco Central Europeo (BCE) revisó hoy drásticamente a la baja sus previsiones de crecimiento para 2009 y 2010 en la zona del euro debido a la fuerte contracción sufrida en el primer trimestre de este año