El Banco Central Europeo (BCE) considera "esencial" que los gobiernos de la zona euro "reduzcan los desequilibrios presupuestarios y corrijan los déficits excesivos en los plazos acordados" y defiende la retirada "progresiva" de las medidas de estímulo aplicadas a determinados sectores durante la crisis económica.

En la última edición del boletín mensual, el BCE insiste en la necesidad de definir y aplicar de forma estricta "estrategias creíbles de ajuste presupuestario", lo que, en su opinión, requiere "esfuerzos concretos", especialmente en aquellos países con elevados niveles de déficit público y altos ratios de deuda en relación con el PIB.