El Banco Central Europeo (BCE) podría llevar a cabo acciones "no convencionales", como acaparar pagarés financieros y bonos respaldados por activos, con el objetivo de mejorar la liquidez si los tipos de interés llegan a cero, según declaró Nout Wellink, miembro del consejo de gobierno de la institución. Además, Wellink aseguró que no es surrealista pensar en una recuperación económica global en 2010, aunque es posible que se haga esperar hasta 2011. "No se puede descartar, si existe un motivo para hacerlo, que el BCE tome pasos en esa dirección. Sus estatutos de asociación no están reñidos con esto", afirmó en la presentación del informe anual del banco central holandés.