El Banco Central Europeo (BCE) no cambiará el curso de su política monetaria para ayudar a países de la zona del euro con problemas económicos, como España, Irlanda o Portugal, señaló el presidente de la institución, Jean Claude Trichet. En una entrevista publicada hoy en el periódico irlandés Irish Times y otros periódicos europeos, Trichet dijo que el BCE tiene que defender los intereses de toda la zona del euro y su objetivo principal es asegurar una estabilidad de precios a mediano plazo.