El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) decidió hoy mantener los tipos de interés de la zona euro en el 1%, el nivel más bajo en la historia de la institución. De este modo, el BCE cumplió con los pronósticos de los expertos y analistas tras haber asegurado en varias ocasiones que los tipos están en "niveles adecuados" después de haber realizado el pasado mayo un recorte de 25 puntos básicos que dejó el precio del dinero el nivel más bajo de su historia para afrontar la recesión económica de la eurozona.