El presidente del Banco Central europeo, Jean Claude Trichet ha asegurado que la crisis hipotecaria no ha tenido ningún impacto sobre la economía real, "sobre todo si tenemos en cuenta los datos del mes de septiembre", por lo que seguirá en termino medio de los tipos de interés como están ahora hasta el medio plazo. Trichet ha asegurado que el impacto de la crisis en las compañías "se tendrá que ver en el futuro" y ahora "no hay motivos suficientes para elevar los tipos de interés". Sobre las previsiones, mantiene las previsiones de crecimiento del tercer y cuarto trimestre, pues el escenario de crecimiento del PIB se mantiene igual que antes sde llegar la volatilidad del mercado crediticio. La inflación se mantendrá por debajo del 2% durante 2007 y cercana a ese nivel durante 2008. Trichet ha mantenido un tono sereno y ha asegurado que "los mercados se mantienen fuertes".