El Banco Central Europeo mantendrá invariados en el 4,25% los tipos de interés en agosto, tras la subida de 25 puntos básicos de julio, según el consenso del mercado. La rueda de prensa posterior a la decisión que se adopte se seguirá con atención en busca de pistas sobre los temores respecto a la inflación y el crecimiento. El BCE se reunirá este próximo jueves.