El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) decidió hoy mantener los tipos de interés de la zona euro en el 1%, el nivel más bajo en la historia de la institución, con el objetivo de apoyar la recuperación económica de la eurozona.

En concreto, la Comisión Europea augura para la zona euro un frágil crecimiento del 0,9%del PIB este año, lo que supone una revisión al alza de dos décimas respecto a las últimas previsiones de febrero.