El Banco Central Europeo dijo que su decisión de ampliar el uso de medidas no convencionales ayudará al clima de los bancos de la región y a superar la crisis de deuda soberana.

Las compras de bonos garantizados, préstamos de hasta 13 meses, así como disposiciones en efectivo sin límite de hasta tres meses "seguirán velando por que los bancos de la zona euro no estén limitados por el lado de liquidez", dijo el BCE en Francfort en su último boletín mensual conocido hoy. "Todas las medidas no convencionales adoptadas durante el período de agudas tensiones en los mercados financieros" son "de carácter temporal".

En cuanto a las medidas convencionales, su decisión sobre los tipos de interés, señala que deben garantizar la estabilidad de precios y que eso es precisamente lo que están haciendo con sus decisiones. Recodemos que en la última reunión del BCE se especuló con un posible recorte de tipos que, finalmente, tendrá que esperar.