El Banco Central Europeo (BCE) advirtió hoy de que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) real de la zona del euro se ha debilitado a mediados de año notablemente frente al primer trimestre. En el boletín mensual de agosto, la entidad monetaria considera que este debilitamiento refleja parcialmente una ralentización de la expansión económica a un nivel global y los efectos de los elevados y volátiles precios del petróleo y los alimentos.