El Banco Central Europeo (BCE) ha informado de que abastecerá al mercado de dinero de suficiente liquidez hasta finales de año para mantener los tipos de interés a muy corto plazo cerca de la tasa mínima de referencia. En una comunicado, la entidad monetaria europea ha reiterado el mensaje que transmitió el pasado viernes en un anuncio de aspectos operacionales en el que aseguró "ha notado la reaparición de tensiones en el mercado de dinero del euro". Con este comunicado de nuevas medidas de gestión de liquidez, el BCE trata de tranquilizar a los bancos comerciales de la zona euro dada la escasez de liquidez en el mercado de dinero.
El Banco Central Europeo (BCE) ha informado de que abastecerá al mercado de dinero de suficiente liquidez hasta finales de año para mantener los tipos de interés a muy corto plazo cerca de la tasa mínima de referencia. En un comunicado de prensa, la entidad monetaria europea ha reiterado el mensaje que transmitió el pasado viernes en una anuncio de aspectos operacionales en el que aseguró "ha notado la reaparición de tensiones en el mercado de dinero del euro". Tranquilizar a los bancos comerciales Con este comunicado de nuevas medidas de gestión de liquidez, el BCE trata de tranquilizar a los bancos comerciales de la zona euro dada la escasez de liquidez en el mercado de dinero. El consejo de gobierno del BCE decidió ayer en una conferencia telefónica prolongar hasta dos semanas el vencimiento de la operación de refinanciación semanal del próximo 19 de diciembre, que vencerá ahora el 4 de enero, en vez del 28 de diciembre. "En esta operación, el BCE tratará de satisfacer las necesidades de liquidez del sector bancario para este periodo de dos semanas y cubrirá las vacaciones de Navidad y el final del año". El banco europeo añadió que "observará las condiciones de liquidez para mantener los tipos de interés a muy corto plazo cerca de la tasa de referencia mínima". El BCE hizo hincapié en que adjudicará más liquidez que la proporcionada en las operaciones principales de refinanciación para abastecer a los bancos de suficiente efectivo.