El grupo Anida, filial inmobiliaria del BBVA, y Catalana de Consulting, sociedad inversora controlada por Josep Balcells, han comprado por 53 millones de euros una parcela de 19.719 metros cuadrados, con una edificabilidad de 46.000 metros cuadrados, en el futuro barrio de La Marina de Barcelona. En este solar se construirán edificios de oficinas y viviendas de renta libre y protegida, según ha informado hoy Jones Lang LaSalle, consultora inmobiliaria que ha asesorado en esta operación de inversión, la segunda más importante en lo que va de año en el mercado de Barcelona. La transformación urbanística de esta manzana del distrito de Sants-Montjuic, comprendida entre las calles Metalúrgia, Acer, Plom y Motors, obligará al cese de las actividades industriales.