El Banco de Japón ha anunciado su primera intervención en el mercado de renta fija del país. Ya lo notificaba el jueves pasado el BOJ, anunciando un programa de expansión monetaria consistente en colocar 1,2 billones de yenes (9.250 millones de euros) a través de la compra de bonos domésticos. 

Con ello el órgano regulador nipón buscar luchar contra la deflación que les acecha desde los 90 y reactivar la economía. De hecho, el objetivo que se ha fijado es duplicar la base monetaria del país en dos años y elevar la inflación al 2% anual. 

Un indicador macro de referencia es el informe Tankan, elaborado a través de una encuesta realizada por el BOJ de forma trimestral. Este informe se basa en un recopilatorio de información empresarial con análisis coyuntural. En el primer trimestre del año 2013 (dato -8 1T2013, anterior -12) fue el sexto trimestre consecutivo en el que la confianza de las grandes empresas manufactureras se sitúa en territorio negativo. Lo cierto es que nos está señalando que, poco a poco, la economía del sol naciente se encuentra en el camino de la recuperación económica tras los últimos años marcados por la desaceleración económica y la destrucción provocada por el tsunami.

Ciertamente, el Banco Central nipón no tiene margen para la bajada de tipos ya que se encuentran en 0% y 0,1%. Por lo que este programa de expansión monetaria es una medida que consideramos contundente y acertada para reactivar la economía. Los principales beneficiados de ello serán los mercados de deuda europeos así como la renta variable nipona teniendo en cuenta el efecto sustitutivo del ratio earning yield/bond yield, ante la búsqueda del inversor de rentabilidades más atractivas.

Adjuntamos gráfico comparando los dos principales índices nipones Nikkei 225 y Topix Index en la que vemos el tirón del último año, sobre todo a comienzos de este año 2013 (Nikkei 225 38,20% y Topix Index +35,40%), impulsados en gran medida por la depreciación de yen respecto a sus principales cruces por los programas de expansión monetaria (ver gráfico EUR/JPY) que beneficia a las compañías japonesas eminentemente exportadoras.



Fuente: Bloomberg





Fuente: Six Telekurs



Desde Aspain 11 Asesores Financieros EAFI, creemos que unos fondos de inversión a tener en cuenta para comenzar la incursión en el mercado nipón son:

Schroder ISF Japanese Equity B EUR Hdg Acc (ISIN:LU0236738190) de renta variable japonesa con divisa cubierta

AXA Rosenberg Japan Small Cap Alpha Fund B EUR Acc (ISIN:IE0031069721) renta variable de pequeña y mediana capitalización.

Silvia Pazos Vázquez
Ejecutivo Financiero de Aspain 11 Asesores Financieros EAFI
www.aspain11.com