El Banco Sabadell obtuvo un beneficio neto atribuido de 217,27 millones de euros en el primer trimestre, lo que supone un incremento del 4,7% respecto al mismo periodo del año anterior. El margen de intermediación alcanzó los 346,61 millones de euros, con un incremento del 10,6%, mientras que el margen ordinario avanzó un 2,8%, hasta 552,30 millones de euros. El margen de explotación, por su parte, creció un 3,9% y se situó en 295,32 millones. Las comisiones netas totalizaron 145,96 millones de euros, lo que representa un descenso del 13,1% respecto a las obtenidas entre enero y marzo de 2007.