El gobierno español debería aumentar los impuestos indirectos y recortar el gasto para no arriesgar una intestabilidad económica futura, ante un aumento del déficit al 10 por ciento del PIB este año, dijo el gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández-Ordóñez. El gobierno no tiene alternativa a una reforma labora para mejora la competitividad, agregó Fernández Ordóñez, consejero también del Banco Central Europeo.