El Banco de Japón ha inyectado más dinero a los mercados, esta vez de 3 billones de yenes (26.220 millones de euros).

Esta cantidad se suma a los 50,8 billones (444.000 millones) aportados en los últimos cuatro días para evitar el colapso del sistema financiero.

El índice bursátil Nikkei asimilaba positivamente la inyección de liquidez con una subida del 1,77%, hasta los 9.120 puntos.

Se trata de la segunda jornada de ascensos de esta semana, después de que el miércoles rozara el seis por ciento, frente a tres días de pérdidas, con caídas de hasta el 14 por ciento.