El Banco de Inglaterra examina la posibilidad de que los mayores bancos del Reino Unido separen formalmente sus operaciones de banca de inversión y de banca minorista, informó el jueves The Times in London. La noticia de que esta decisión se está discutiendo a un nivel tan elevado debería sacudir al sector bancario británico, que sigue resintiéndose de los activos tóxicos y de la crisis crediticia, según The Times. George Osborne, responsable de finanzas de la oposición, señaló el miércoles que un gobierno conservador podría desagregar los bancos nacionalizados y también considerar la posibilidad de impedir que otros bancos crezcan demasiado, según The Times.