El gobernador de Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordónez, considera un "error en el que no debe caer España" adoptar medidas proteccionistas para hacer frente a la desaceleración económica, atendiendo a voces de algunos agentes económicos que demandan ayuda frente a los competidores extranjeros. "La desaceleración suele producir demandas proteccionistas", subraya Fernández Ordónez, y aunque España no ha caído en esa tentación, "la tentación existe", añade. Fernández Ordónez, que ha participado hoy en el XV Encuentro del Sector Financiero organizado por Deloitte y ABC, ha destacado que España no puede seguir esos pasos, ya que cualquier actuación en favor de determinados agentes por la sola razón de su nacionalidad acabaría dañando a otras empresas españolas.