Los pagos procedentes del turismo y de los viajes al exterior de los españoles se recortarán durante 2009, lo que contribuirá a una acentuación de la reducción del superávit turístico, pese a la elevada oferta nacional existente, según un informe del Banco de España. El estudio, que analiza el gasto en turismo de los españoles en el exterior, destaca que la incertidumbre sobre la intensidad y duración de la recesión económica, la inestabilidad financiera, la crisis de confianza de los consumidores y el aumento de la tasa del paro estarán detrás de esta contracción del superávit de la industria turística.