El Banco de España alertó hoy del riesgo de que la aceleración del desempleo observada en los últimos trimestres se acabe traduciendo en un "aumento significativo" del paro de larga duración. Así lo pone de manifiesto en el boletín económico correspondiente al mes de febrero, en el que además asegura que este aumento del paro podría elevar el componente estructural del desempleo español. Durante el año pasado, el paro aumentó en 1.280.300 personas, un 66,4% en relación al año anterior, con lo que el número total de desempleados se situó en 3.207.900 y la tasa de paro aumentó 5,3 puntos respecto al cierre de 2007 hasta alcanzar el 13,91%, su nivel más alto desde principios del año 2000.