El Banco de China, segundo mayor prestamista del país asiático, ha obtenido cerca del 40% de sus beneficios netos de operaciones en el extranjero. Según la subdirectora del Banco de China, Zhang Yanling, la banca comercial, los seguros y las inversiones son las principales actividades que contribuyen a los beneficios foráneos de la entidad. Los beneficios netos de los primeros nueve meses del año han alcnzado los 6.100 millones de dólares (4.104 millones de euros), con respecto a los 4.382 millones de dólares (2.948 millones de euros) del año anterior.