El banco Central de China ha elevado sus tipos de interés en 27 puntos básicos. Esta medida, que entrará en vigor mañana, se completa con un alza en los tipos para los préstamos a seis meses y superiores a cinco años de 18 puntos básicos. Estas acciones buscan guiar al crédito, al crecimiento de las inversiones y estabilizar las expectativas de previsión.