El Banco de Andalucía registró un beneficio neto en el primer trimestre del año de 56,51 millones, lo que supone un 25,7% más que en marzo de 2007. La morosidad ha aumentado al pasar del 0,74% en marzo de 2007 al 1,18% a marzo de 2008, y la ratio de insolvencia -medida como porcentaje de amortizaciones sobre los riesgos totales- ascendió al 0,1%, lo que supone una variación de cuatro puntos básicos por encima respecto a marzo de 2007.