El aumento del déficit comercial registrado entre enero y marzo se debió "exclusivamente" al saldo energético negativo, que equivalió en este periodo al 4,7% del PIB, frente al 3,2% en el conjunto de 2007, según el boletín económico del Banco de España. "Entre enero y marzo de 2008, el incremento del déficit comercial ha sido el resultado exclusivamente del saldo energético, que ha compensado la disminución del déficit comercial del resto de productos", advierte la institución. El Banco de España constata que el petróleo acumula un encarecimiento del 70% interanual y que "la economía española presenta una elevada exposición a la evolución de los precios del crudo".