El mal dato de viviendas conocido en EEUU ha podido con el optimismo que llegaba a Wall Street de la mano de Home Depot tras presentar unos resultados mejor de lo esperado. Al toque de campana se imponen los recortes por la desconfianza que llega del maltrecho ámbito inmobiliario. Así las cosas el Dow Jones cede un 0,24% hasta los 8.483 puntos, el Nasdaq se deja un 0,29% a 1.727 puntos y el S&P 500 pierde un 0,17% a 908 puntos.
Los buenos resultados de Home Depot daban fuerza a los futuros norteamericanos antes de la apertura de sesión y es que ha perdido el pulso con el ámbito macroeconómico y un mal dato de viviendas. La minorista ganó 514 millones de dólares, ó 30 centavos por acción, un incremento del 44% frente al beneficio de 356 millones, ó 21 centavos por acción, del mismo período del año anterior y con estas cifras mantenía la percepción de que la economía norteamericana se está estabilizando.

El dato negativo llega desde el maltrecho ámbito inmobiliario y gana el pulso de los inversores que se decantan al comienzo de sesión por las ventas. El número de viviendas iniciadas se situó en abril en 458.000 frente a las 520.000 que esperaba el mercado y los permisos de construcción también resultan menores de lo previsto se sitúan en los 494.000 frente a los 530.000 estimados por los expertos. Se sitúan en niveles sin precedentes mientras el mercado inmobiliario seguía digiriendo un inventario de propiedades a la venta y el dato pesa en el ánimo de los inversores. Vuelve la desconfianza en relación a la estabilización de la economía norteamericana y los índices recortan posiciones.

Home Depot sin embargo no hacerlo bien en el inicio de sesión después de batir las expectativas del mercado y sus títulos hoy recortan posiciones, ceden un 3,38% a 25,14 dólares. En el sector, Wal Mart cotiza plana, pierde un 0,02% a 49,91 dólares, JC Penney suma un 0,29% a 27,24 dólares, Costco gana un 1,02% a 46,56 dólares y Kroger cede un 0,64% a 21,75 dólares. 

Gráfico Dow Jones


Un día más los inversores permanecerán muy atentos al sector financiero y es que los grandes bancos norteamericanos se plantean ya devolver las ayudas que han recibido del Gobierno norteamericano. En concreto Goldman Sachs, JPMorgan y Morgan Stanley han solicitado la devolución de 45.000 millones de dólares en conjunto, la primera gran devolución de dinero público desde que se inició la crisis. La Reserva Federal aún deberá aprobar esta operación pero de momento parece que la intención sólo no vale y sus títulos avanzan con signo dispar. Goldman recorta un 0,45% a 142,57 dólares, JP Morgan resta un 1,40% a 36,47 dólares, Morgan Stanley suma un 0,57% a 28,44 dólares. En el sector, Wells Fargo cede un 1,78% a 26,45 dólares, Bank of America se deja un 0,17% a 11,71 dólares y Citigroup se revaloriza un 1,10% a 3,68 dólares.

Sin salir del ámbito financiero hoy adquiere protagonismo American Express que anuncia la eliminación de unos 4.000 empleos, que equivale a un recorte del 6% de su plantilla, entre otras medidas con las que pretende ahorrar alrededor de 800 millones de dólares en lo que queda de año. Además de la eliminación de puestos de trabajo, esta entidad de servicios financieros prevé rebajar también sus inversiones de capital y reducir más sus costes operativos. Sus títulos se dejan un 0,57% a 25,98 dólares.


El otro foco de interés habitual continúa en el ojo del huracán, el sector automovilístico está en el punto de mira hoy de la mano de General Motors que intenta evitar a toda costa llegar a la quiebra. La compañía anuncia que la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos declara efectiva la oferta de cambio de deuda por acciones. GM quiere canjear 27.000 millones de dólares de deuda no asegurada por acciones antes del 1 de junio y es que el canje es una parte fundamental de su plan de reestructuración y sin él tendrá que acogerse al capitulo 11 de la Ley de Quiebras. En la apertura sus títulos avanzan un 1,69% a 1,20 dólares mientras los de Ford se dejan un 0,36% a 5,48 dólares.

Por cierto que hoy también habrá que estar pendientes del crudo y es que el petróleo ronda los 60 dólares el barril de West Texas. Las petroleras avanzan en positivo, Exxon Mobile gana un 0,40% a 70,78 dólares, Anadarko recupera un 1,25% a 45,22 dólares y Marathon Oil se revaloriza un 1,68% a 30,29 dólares.