El 54 por ciento de las empresas de alimentación y bebidas comienza a ver indicios de estabilidad para 2009, e incluso un 8 por ciento considera que la situación podría mejorar durante el año, según el estudio "Food and Beverage 2012" (Alimentación y Bebidas 2012) elaborado por Deloitte.

El informe indica que el coste de fabricación y el precio final son las principales magnitudes sobre las que actuarán las compañías del sector este año para combatir la recesión económica, así como el cambio de comportamiento de los consumidores.

La reducción de costes será prioritaria en una de cada tres empresas, mientras que un 12 por ciento se centrará en el desarrollo de estrategias de precio con el objetivo de proteger y mejorar los procesos comerciales.

Revela que el 73 por ciento de las empresas consultadas tiene intención de reducir costes, tras haberlos incrementados en el último año, ya que una de cada cuatro empresas elevó sus costes entre un 11 y 25 por ciento.