El 31% de los impagos hipotecarios que acaban en embargo podrían evitarse si se acomete a tiempo un proceso de agrupación de deudas, según afirmó hoy la Agencia Negociadora de Productos Bancarios. En 2009, el número de hipotecados que tuvieron que retrasar el pago de la hipoteca al menos una vez en el último año aumentó hasta el 37%, agregó la empresa. Agencia Negociadora subraya que para miles de familias que dependen de una o dos nóminas agrupar las deudas es la solución inmediata que puede evitar incurrir en una situación de impagos continuados que desemboquen en una ejecución hipotecaria.