El presidente de Eiffage, Jean-François Roverato, ha anunciado que, una vez zanjado el contencioso con la española Sacyr Vallehermoso, la prioridad de la constructora gala es su estrategia de crecimiento internacional, dentro de la que se podría firmar una "importante operación" de compra en Europa del Este en los próximos días. Roverato también ha reiterado su "gran interés" por Cegelec, igualmente cortejada por Vinci, según informa el diario 'Les Echos' en su edición de hoy. Por otro lado, el presidente de Eiffage se mostró dispuesto a acoger en el consejo de administración a representantes de la Caisse des Dépôts (CDC) y de Groupama tras la salida de Sacyr del capital de la compañía. Ayer la CDC aseguró que poseía casi el 20% de Eiffage después de haber adquirido el 10,95% de su capital a Sacyr por unos 630 millones de euros, convirtiéndose así en el segundo accionista de Eiffage tras los asalariados, propietarios de aproximadamente el 25% del capital.