Eiffage, la tercera constructora de Francia, ha presentado ante el Tribunal de Comercio de Nanterre sus argumentos respecto a la denuncia presentada ante este tribunal por Sacyr Vallehermoso. La española es el primer accionista de la empresa gala con un 33,2 por ciento de su capital.
Con su denuncia, Sacyr pretende que se anule la asamblea general de accionistas de Eiffage celebrada el pasado 18 de abril, que impidió por segundo año consecutivo que el grupo español entrara en su consejo de administración tras acusarle de concertación con otros accionistas. Tras la audiencia de esta mañana, el tribunal ha fijado el próximo 7 de junio como fecha para que Sacyr Vallehermoso e Inversiones Portival, empresa del empresario Luis Portillo, que detenta al menos un 2 por ciento del capital social de Eiffage y que se unió a la acción legal de la constructora española el pasado 10 de mayo, hagan uso de su derecho de contestación a los argumentos que Eiffage ha presentado. En su argumentación, Eiffage debe explicar por qué la dirección de la empresa negó en su última junta derechos de voto a 89 accionistas españoles titulares de un 17,5 por ciento del capital de la francesa. En su momento, la constructora gala atribuyó esta decisión a una supuesta concertación entre estos accionistas y Sacyr. Oferta de Sacyr Vallehermoso Este grupo español tiene actualmente formulada una oferta pública de adquisición de acciones (OPA) sobre el 66 por ciento del capital de Sacyr que aún no controla, que está aún pendiente de ser autorizada por el supervisor del mercado galo, la Autoridad de los Mercados Financieros (AMF). El Tribunal de Comercio de Nanterre afirma que continúa a la espera de que este organismo se pronuncie sobre la existencia o no de esa "acción de concierto" y sobre la decisión de la dirección Eiffage de negar el derecho de voto de los 89 accionistas. La AMF, el supervisor del mercado francés, podría anunciar sus consideraciones, que la justicia francesa considerará como argumentos procedentes de fuentes periciales, a principios de junio. Sin embargo, los representantes legales de Sacyr Vallehermoso en Francia, de los gabinetes de abogados Darrois Villey y Jeantet y Asociados, manifiestan que "el derecho francés no dota de competencias a la AMF para pronunciarse sobre la anulación del derecho de voto en una asamblea general". Rayet Por su parte, el grupo inmobiliario español Rayet, que tiene el 4,1 por ciento del capital social de Eiffage, también tiene presentada una acción legal contra la empresa gala para, al igual que Sacyr Vallehermoso e Inversiones Portival, solicitar la "nulidad" de la asamblea general al entender como falso que existiera la "acción de concierto" que fundamentó la decisión de la dirección de la constructora francesa. El próximo 30 de mayo tendrá lugar en el Tribunal de Comercio de Nanterre la audiencia que enfrente a los representantes legales del grupo Rayet con los de Eiffage.