La empresa francesa de construcción y concesiones Eiffage, enzarzada en una batalla jurídica con la constructora española Sacyr, planea acelerar su expansión en Europa. "Nuestro objetivo es realizar el 30% de nuestra actividad en Europa fuera de Francia en 2010", ha señalado el director general del grupo, Benoit Heitz, en el diario económico "La Tribune".