El Gobierno de Estados Unidos está considerando imponer un cargo a los bancos para recuperar más de los fondos de los contribuyentes que se usaron para rescatar al sistema financiero, según un funcionario del gobierno. La propuesta está sujeta a discusión y no se ha decidido qué forma podría tomar. Se cree que podría ser incluida en el presupuesto del próximo mes y que, por lo tanto, podría ser presentada como una forma de pagar el gran déficit estadounidense.