Con el desempleo aún en alza, los economistas de la Casa Blanca han estado analizando si se requieren más estímulos económicos, pero no tomarán una decisión hasta, por lo menos, el otoño. Funcionarios de Gobierno señalaron que tienen que esperar a ver cómo responde la economía a medida que se gasten los dólares adicionales del paquete de estímulo económico. Y debido a que este verano y otoño se observarán grandes batallas en el Congreso por el plan de salud del presidente, el proyecto de ley sobre el clima y la reforma de la regulación financiera, el presidente Obama no querría agregar otra contienda a la agenda legislativa.