Las ventas minoristas de EEUU registraron un incremento en noviembre del 0,2%, inferior al avance del 0,6% del mes anterior, según ha informado hoy el Departamento de Comercio estadounidense.

El dato, no obstante, es peor de lo que habían previsto los analistas consultados por Bloomberg, que de media esperaban un repunte del 0,6%.

Las ventas excluyendo automóviles -un segmento más volátil- subieron también 0,2%, dos décimas por debajo de lo que estimaban los expertos y cuatro décimas por debajo del dato que se registró en el mes anterior.