La venta de viviendas nuevas unifamiliares en Estados Unidos subió más de lo esperado en abril y también aumentaron sus precios, un signo más de que la recuperación del mercado inmobiliario estadounidense podría estar próxima.

El Departamento de Comercio dijo el miércoles que las ventas se incrementaron en abril un 3,3 por ciento hasta las 343.000 unidades en tasa anual desestacionalizada, tras las 332.000 unidades de marzo. Los expertos consultados por Reuters habían calculado que las ventas se situarían en torno a las 335.000 unidades en abril. En términos interanuales, la venta de viviendas nuevas unifamiliares subió un 9,9 por ciento.