La Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos, o FTC, demandó el miércoles a Intel, firma a la que acusa de utilizar ilegalmente su posición dominante en el mercado para sofocar la competencia y fortalecer un monopolio. Según la demanda entablada por la FTC, Intel ha llevado a cabo una campaña sistemática para dejar fuera a los microchips de empresas rivales, al impedir su acceso al mercado.