El presidente de la eléctrica portuguesa EDP, Antonio Mexia, consideró hoy que una posible operación del grupo francés EDF para hacerse con el control de Iberdrola no sería positiva para la competencia en el mercado europeo. En la conferencia de prensa de los resultados económicos de la filial de energías limpias del grupo, EDP Renováveis, Mexia se mostró contrario a que las compañías que operan en "mercados protegidos o con capital mayoritariamente público" puedan adquirir empresas privadas en otros países. "Las reglas deben ser iguales para todos", apostilló. En su opinión la libertad de movimientos consagrada en la normativa europea es muy importante, "pero debe basarse en mercados libres" y una operación de este tipo no es positiva para crear competencia a largo plazo. Mexia destacó que Iberdrola es una compañía "eficiente" que ha creado mucho valor para el accionista en los últimos años.