El presidente de Electricité de France (EDF), Pierre Gadonneix, ha señalado que si el Gobierno decide ceder una parte de la participación estatal, sería beneficioso para la empresa. Además, ha subrayado que "es una noticia que no inquieta a los mercados". El estado controla un 87 por ciento de la compañía. El presidente de la compañía ha recordado que en los 18 meses que el gigante eléctrico lleva en bolsa, su valor se ha duplicado y que un 10 por ciento del grupo -que sería lo que el gobierno cedería- a su cotización actual, representa unos 12.000 millones de euros.