EDF registró unas ventas de primer trimestre un 5,2% superiores a 18.300 millones de euros y confirmó sus previsiones para todo el año. El gigante elctrico francés espera un crecimiento orgánico del Ebitda (beneficio bruto de explotación) de casi un 3% en 2008, mientras que prevé que el neto ordinario está por debajo del nivel de 2007, debido a los costes de los combustibles. En cualquier caso, la compañía prevé una segunda mitad del año mejor que la primera.