Ebro Puleva proyecta invertir más de 91 millones de euros entre 2010 y 2012 en las plantas de pasta seca que tiene en Estados Unidos y Europa, con el propósito de acometer una "importante" renovación de sus instalaciones.

En concreto, el proyecto contempla inversiones por valor de 42 millones de dólares (unos 32,2 millones de euros) en las plantas estadounidenses y de 59 millones de euros en los centros ubicados en Europa.