El consejo de administración de Ebro Puleva ha decidido evaluar el grado de interés de las diversas ofertas existentes por su negocio lácteo en función de su importancia económica y de su alcance, sin que "en modo alguno" se haya tomado por el momento ninguna decisión de desinversión. "Se trata únicamente de conocer, antes de adoptar cualquier acuerdo, el grado de interés real del mercado por un negocio que por lo demás encaja por su rentabilidad y carácter marquista con la estrategia general del grupo Ebro Puleva", señaló la compañía en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).